domingo, agosto 21, 2011

Has caído frente a mí, ángel oscuro, deidad errante
sin contener tu misterio sublime.
Me ha cegado el halo que exhalas
me ha callado tu voz profunda
me ha ensordecido el eco de tu presencia.
Diáfano demonio que permanece a mi lado
esperemos en silencio el momento de nuestra muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario