viernes, junio 24, 2016

déjame besarte el corazón

besarte hasta la sangre

fulminada de sueños


y tocarte en las palabras 

bajo el agua de tus ojos


para que no me olvides 

para que la noche náufraga 

no nos abandone

con la máscara del amanecer

para que el tiempo se desvanezca 

como un secreto 
a punto de morir
en el borde de los labios