martes, septiembre 20, 2011

Desciendes levemente
como una llama que muere y renace,
vienes y entre tus manos
tomas las cenizas que deshacen
y recrean este juego olvidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario