Como dos pequeñas serpientes extraviadas
o como la conquista de algún paraíso oculto.
Como una batalla entre guerreros místicos.
Como la redención final de los cuerpos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el furor divino