sábado, diciembre 08, 2012

Las carreteras que hacia ti me conducen forman un horizonte colmado con la luz amarilla del sol: milpas de madrugada ardiendo frente a mis ojos.

De pronto, no saber de tu tristeza -estela de café y nicotina, sombra de otra piel sobre tu piel diseminada- descarrila mis pasos de tus veredas australes.



And even now if I just close my eyes...






No hay comentarios:

Publicar un comentario