lunes, marzo 25, 2013

Existe un coágulo entre ellos que tiende a disolverse por las noches cuando las aves fluctúan en sus voces transmutando en palabras pronunciadas al azar. Flashes infinitos. Ojos eternos que no dejan de mirarse a través del papel. Se desnudan ante una cámara a escala que reduce su visión milimétricamente y no es posible observar más allá de una porción de sus cuerpos. Esa es la medida del deseo que desean: medio centímetro de piel que permanece oculto fuera de la lente configurando sus sentidos en una totalidad relativa. Oleadas ínfimas de vértigo. Párpados como nubes cubriendo al sol. Un lenguaje estructurado levemente por imágenes que juegan a ser inasequibles y representan la posibilidad de dividirse el uno frente al otro mientras se entrelazan geométricamente a través de un artificio imperceptible. 

1 comentario:

  1. Son Magníficas las imagenes que creas con las palabras, tienen una especie de surrealismo y sueño, así como misterio, tanto como tu perfil. M.

    Un saludo

    ResponderEliminar