Cuánta vida encuentro en tus labios, cuánta sangre en tus palabras. A veces me parece que toda la luz del mundo se encuentra debajo de tus párpados, que las sombras se dispersan desde el fondo de tus ojos hasta la memoria de mi tristeza. 

Comentarios

  1. Y yo cuanto lirismo enuentro en estas letras.para releerlo. Sigue esa luz y atrapala, no dejes que se escape.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Sandra.
      No quiero perder esa luz nunca,no ahora.
      Un abrazo, saludos :)

      Eliminar
  2. Que siempre tengas esa intensidad de vida, que esa luz no deje de iluminarte. Preciosas palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias RH, espero lo mismo. Un abrazo:)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el furor divino